Blogia
ideasrecortadas

Réquiem con tinta roja

Sangre.

Sangre, Sangre.

Toda la habitación olía, sonaba, sabía a sangre.

  Todo menos yo que, impasible por fuera, contemplaba silencioso toda esa sangre. Fue como una tormenta de verano tronando en la cabeza, lloviendo sobre el corazón.

Me repetía inútilmente, una y otra vez, que la odiaba, que ella me odiaba, que no volvería a suceder.

  - Al menos no con ella - me contesté con una ironía que recordaba a un cementerio. Así, delante de aquel cuerpo ensangrentado cayó la noche, y no recuerdo si también llegó la aurora, roja. Sólo sé que en toda aquella eternidad no logré averiguar si toda la sangre manaba del corazón...

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Él -

He modificado este relato para presentarlo a un concurso literario, pero la versión Q está aquí es la original.

WoooOo0oh! -

Puro metal...
A ver si durante este mes voy cambiando alguna cosilla de por aqí...

Sed felices!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres